Un inminente cambio de tendencia

Si bien aún no es posible afirmar que los precios de las viviendas hayan tocado fondo en este país de forma generalizada, sí que se atestigua una clara moderación en la caída muy cercana a la estabilización -incluso las entidades bancarias están suavizando sus agresivas políticas de bajadas frenéticas buscando la venta rápida-, cuando no un leve repunte en algunas zonas específicas como determinadas capitales de provincia y zonas costeras con fuerte demanda extranjera. No obstante lo anterior, los expertos aseguran que determinados productos de muy difícil venta, ya sea por su escasamente adecuada ubicación o cualquier otra problemática intrínseca al inmueble o promoción, deberán sufrir nuevas bajadas si quieren tener opciones en un mercado donde el stock sigue siendo muy elevado.

En cualquier caso, la estabilización definitiva de los precios y su previsible despegue posterior -aunque no se repetirán las cifras de la época del boom inmobiliario- vendrá determinada por el aumento de las compraventas, que a su vez dependerá en gran medida, por una parte, de la mejora de la solvencia económica de las familias y de la apertura del crédito hipotecario por parte de las entidades bancarias; y por otra, de que continúe la buena salud del sector turístico y, por extensión, del turismo residencial y las ventas sostenidas a ciudadanos, especialmente extranjeros. Ai

 

Todas las opiniones en el nº 121 de Andalucía Inmobiliaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *