El mercado hotelero en Andalucía: Crecimiento constante

Por Irea

Andalucía es actualmente uno de los motores turísticos del país, representando el 16% de las pernoctaciones hoteleras en España. En sintonía con los excelentes registros de la industria turística a nivel nacional, el turismo en Andalucía se encuentra en su mejor momento de los últimos años habiendo acumulado 3 años seguidos de crecimiento.

En 2015 la región registró 47,8 millones de pernoctaciones, lo que ha supuesto un crecimiento interanual del 6,1% respecto a 2014.  Si tomamos como referencia los 8 primeros meses del año, observamos que la demanda hotelera ha crecido un 8,4% con respecto al mismo periodo del año anterior, cifra que se sitúa por encima de la media de España de 7,8% y que vaticina otro año más de crecimiento turístico en Andalucía.

Si analizamos en detalle el origen de los viajeros observamos que el turismo internacional ha ganado fuerza con respecto al nacional, y en 2015 ha representado un 51% del total de pernoctaciones (vs. 42% en 2010). Los principales mercados emisores siguen siendo Reino Unido (13%) y Alemania (8%) pero cabe destacar el fuerte crecimiento del mercado francés, que se ha incrementado un 82% en los últimos 5 años. Otros mercados relevantes son Países Bajos, Bélgica y países nórdicos, estos últimos duplican en 2015 su registro de 2010.

El turismo vacacional sigue siendo el principal motor de la industria en la región. Dentro de las zonas turísticas, la Costa del Sol registra la mayor concentración y acumula el 54% de las pernoctaciones totales vacacionales, le siguen la Costa de Cádiz con un 18% y la Costa de Almería con un 14%.

Desde el punto de vista del turismo urbano, las pernoctaciones se encuentran más repartidas, siendo Sevilla el destino urbano preferido por los turistas ya que concentra el 30% del total de las pernoctaciones de este segmento, a continuación se sitúa Granada con un 21% y en tercer lugar Málaga con el 15%. El destino que más crecimiento ha experimentado en los últimos años es Málaga con un crecimiento acumulado entre 2010 y 2015 del 7,1%.

Evolución de la rentabilidad hotelera

Este excelente momento de la demanda turística, unido a la contención de la oferta durante los años de crisis ha tenido un efecto muy positivo en los principales indicadores de rentabilidad hotelera.  Así el RevPar registró un incremento del 11,6% en 2015 motivado tanto por la mejora del precio medio (+4,5%) que encadena ya tres años consecutivos de crecimiento como por un incremento de la ocupación del 6,7% hasta el 58,4%. Las cifras de RevPar registradas hasta agosto 2016 apuntan unos resultados excelentes para la industria con crecimientos de dos dígitos (+11,9%), superando además la media nacional (+11,0%).

El mercado de inversión hotelera en Andalucía

El buen momento del turismo no ha pasado desapercibido entre los inversores hoteleros que han incrementado por tercer año consecutivo tanto el número de operaciones como el volumen de inversión en la región. Los datos hasta septiembre de 2016 reflejan que la inversión hotelera en Andalucía  ha crecido un 5,7% alcanzando la cifra de 159,7 millones. Este crecimiento contrasta con lo ocurrido a nivel nacional, donde la inversión ha retrocedido un 16% respecto al año pasado. El número de operaciones crece, pasando de 12 operaciones en los 9 primeros meses de 2015 a 17 operaciones en el mismo periodo de 2016. Además, se percibe una tendencia a la diversificación geográfica, con 13 municipios destino de la inversión en 2016 en contraposición a los 10 destinos de 2015. Por otro lado, el tamaño medio del hotel objeto de transacción ha disminuido en comparación con el año 2015, cuando se transaccionaron varios hoteles vacacionales de gran tamaño, alcanzando un tamaño medio de 214 habitaciones frente a 145 habitaciones de media en 2016.

Las provincias de Málaga y Sevilla repiten como principales focos de la inversión en hotelera en la región en 2016, sin embargo destaca la mayor aportación este año de otros destinos como Granada, Córdoba o Almería respecto de la inversión total registrada en Andalucía.

Málaga ha recibido un total de 47,9 millones de euros de inversión hotelera, lo que representa un 30% del total de inversión en Andalucía. Las principales operaciones han sido la compra del histórico hotel Incosol (cerrado desde 2013), llevada  a cabo por Hotel Investment Partners (HIP) al grupo Jale y la del también conocido hotel Byblos de Mijas (cerrado desde 2010) comprado por la inmobiliaria Ayco a su anterior propietario. A pesar del buen comportamiento de la inversión en Málaga, en 2016 se reduce significativamente la cifra respecto a  2015, cuando a 30 de Septiembre, se habían transaccionado 102,3 millones de euros, una cifra record que se explica por inversiones de gran volumen como la incorporación a la JV de Starwood y Meliá del hotel Sol Príncipe, las operaciones de la socimi Hispania o la compra de los hoteles Guadalpín por parte de un fondo internacional.

Tras varios años fuera del radar inversor, Sevilla ha recibido en los primeros 9 meses de 2016 un total de 43,3 millones de euros, lo que representa un 27% del total de inversión hotelera en Andalucía. En este año la transacción más destacada ha sido la compra por parte de Drago Capital de la antigua sede el Banco Andalucía en la calle Fernández y González, junto a la Plaza Nueva. Para la compra de este activo el fondo ha invertido 25 millones de euros y el objetivo es reformarlo completamente para destinarlo al uso hotelero, y comercial en las primeras plantas. Asimismo, el grupo hotelero Hotusa adquirió en abril el hotel Fontecruz de Sevilla (4*-40).

Inversión en nuevos proyectos

Fruto de la fuerte inversión en compra de activos para rehabilitarlos y destinarlos al uso hotelero que se ha desarrollado en los últimos años, Andalucía destaca como uno de los principales destinos en lo que a nuevos proyectos hoteleros se refiere.

Hacemos especial hincapié en la provincia de Málaga, tanto la capital como toda la Costa del Sol en general donde destacan un total de 5 proyectos muy significativos que verán la luz en un periodo de entre 1-5 años. Estos proyectos tendrán un impacto muy importante en la economía de la provincia ya que conjuntamente supondrán una inversión directa de más de 500 millones y  la generación de más de 2.000 empleos estables directos.  Dentro de la ciudad de Málaga destacan tres proyectos emblemáticos: el histórico Gran Hotel Miramar (5*GL-196 hab.) que abrirá a finales de 2016, después de una inversión de más de 60 millones de euros, el futuro hotel del Palacio del Marqués de la Sonora en el centro histórico, o el futuro hotel del puerto de Málaga, proyecto de más largo plazo, que aportará más de 300 habitaciones de categoría 5 estrellas.

En la costa del sol destacan otros dos proyectos: el futuro hotel de 5*GL en primera línea de playa en Marbella que contará con (200 habitaciones y 120 apartamentos de lujo) que implica una inversión multimillonaria de mano de Platinum Estates y que supondrá con gran probabilidad la llegada de una bandera internacional de primer nivel, y por último el hotel Byblos (5*GL-200 hab.) que ha sido recientemente adquirido para su rehabilitación integral después de su cierre en el año 2010.

Concluimos por tanto que 2016 continuará un año más como un año excelente para el turismo, especialmente en Andalucía, donde la demanda y la rentabilidad hotelera crecen por encima de la media española. Los inversores hoteleros siguen apostando por Andalucía y llevan la inversión a niveles máximos tanto en el segmento urbano como el vacacional, ya sea en operaciones de compra de hoteles existentes pero también en la rehabilitación de inmuebles para adaptarlos a uso hotelero. La mayor parte de estos proyectos de rehabilitación se enfocan en el segmento de cinco estrellas y cinco estrellas gran lujo que tendrán un impacto significativo en la cualificación de la oferta en los destino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *