Las piezas del rompecabezas económico

Entidades bancarias, constructoras y promotoras son algunas de las piezas claves de la situación por la que atraviesa actualmente la economía española. En la batería de reformas que está lanzando el Gobierno central desde principios de año, estos sectores están en la primera fila.

Uno de ellos, el sector financiero, ha sido de los más afectados. Los últimos cambios obligan a las entidades que decidan iniciar un proceso de fusión, que antes del 31 de mayo lo comuniquen. Y muchas están viendo esa posibilidad, alentadas por las ayudas de financiación que se ofrecen desde el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a estos procesos de integración.

La fusión de entidades ya fusionadas es una nueva vuelta de tuerca que trata de fortalecer el músculo de alguna estas cajas o bancos.  Máxime, cuando el decreto-ley para el reforzamiento del sistema financiero español establece que un total de 12 entidades deben aumentar su capital por un importe que suma 15.152 millones de euros.

Pero la consecuencia, es que ya tan sólo son 14 las grandes entidades que quedan en este sector. En el Almuerzo-Coloquio organizado por Ai, del que este informe incluye sus principales conclusiones, ya explicaba claramente Antonio Gálvez, de Galia, cómo este proceso de fusiones está perjudicando a Andalucía, comunidad que está viendo cómo se alejan los centros de decisión de las tradicionales entidades de crédito fuera de sus fronteras. Con la última fusión anunciada, la de La Caixa-Banca Cívica, se vuelve a perder otro pedazo de la tarta financiera en beneficio de otras comunidades. Y por eso, los constructores y promotores mostraban, en el encuentro organizado por esta revista, su preocupación al respecto, ya que a día de hoy resulta imposible llevar a cabo una negociación de un crédito sin desplazarse fuera de la comunidad andaluza. Por eso, la idea anunciada por Gómez de Celis de crear un Banco de Crédito andaluz fue muy bien acogida por el sector privado. Una iniciativa que forma parte de esas promesas electorales que habrá que esperar a ver cómo se desarrolla en la realidad.

Otra de las novedades que se han producido en el sector financiero es la referida a los créditos en suelo, que quedarán provisionados en un 80%. Las promociones en curso lo harán en un 65%, y la promoción terminada y la vivienda, en un 35%. Todo ello, ha hecho que para estas entidades la salida de sus activos inmobiliarios apremie aún más. Y por eso son, ahora más que nunca, asistentes obligados a las ferias inmobiliarias que se organizan en estos meses.e la comunidad andaluza. Por eso, la idea anunciada por Gómez de Celis de crear un Banco de Crédito andaluz fue muy bien acogida por el sector privado. Una iniciativa que forma parte de esas promesas electorales que habrá que esperar a ver cómo se desarrolla en la realidad.

Muy críticos se mostraron también los constructores con los últimos planes con los que han tenido que lidiar. Ni el POTA convenció, ni convencen los actuales PGOUs, que hay que seguir flexibilizando, en opinión del sector. Y a este respecto, Pedro Medina, de Reyal Urbis, añadía que “no podemos seguir con el 30% de viviendas de protección oficial”, una condición con la que han convivido estos últimos años, que ahora habrá que replantear ante el nuevo panorama inmobiliario en el que se encuentra el sector.

Luces y sombras

Como luces entre tanta sombra, aparece el sector retail, que podría convertirse en el primer brote verde del mercado, ya que según los consultores que asistieron a este foro, “es el primero que se recupera”. También hay ciertas esperanzas para la vivienda turística, ya que según Francisco Javier de Aspe, de Navicoas, “tiene a medio y largo plazo más futuro que la primera vivienda”.

Las leyes, a revisión

Mientras tanto, se espera que la Administración pública apoye a este sector, tan dañado por la crisis, con una revisión de unas leyes que deben adaptarse también al mercado, y a la actual situación. En época de bonanza, fueron muchos los reglamentos que surgieron para construir una vivienda de calidad, domótica, ecológica, adaptada a las nuevas tecnologías. Ahora se debe garantizar una vivienda de calidad, pero adaptada, simplemente, a la realidad. Ai

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *