El futuro de la industria inmobiliaria, a debate

La sede de Ayesa en Sevilla acogió el pasado 23 de mayo la celebración de una jornada en la que se debatió sobre la evolución y tendencias del sector inmobiliario, así como sobre las estrategias para un nuevo ciclo. El acto, organizado por el Instituto de Práctica Empresarial y su Cátedra Inmobiliaria, contó con la participación de más de 70 asistentes y con la colaboración de Andalucía Inmobiliaria, Fadeco, Grupo La Ley, Metros Cuadrados y Fundación Ayesa. 

 

Mesa de debate
Mesa de debate

La apertura institucional del evento corrió a cargo de Vicente Granados, secretario general de Turismo de la Junta de Andalucía y Enrique Benítez, portavoz de Vivienda del PSOE-A en el Parlamento Andaluz.

A continuación, José Antonio Pérez Ramírez, director de la Cátedra Inmobiliaria de IPE y Doctor en Economía, impartió la ponencia ‘Evolución y tendencia de las magnitudes macroeconómicas del sector inmobiliario andaluz’, que dio paso a una mesa redonda en la que se reflexionó acerca de la información aportada por el ponente. Para analizar dicha evolución, José Antonio Pérez tomó como base los informes del Pulsímetro Inmobiliario elaborado por IPE, que suma ya 19 ediciones.

Tras un análisis de los principales indicadores del sector en la última década, el Pulsímetro llega a una serie de conclusiones fundamentales para el año 2013. Entre ellas, que la liquidación del stock es estratégica para la recuperación de la construcción y de la economía, por su efecto dominó directo en el empleo, la solvencia y el superávit; y que el incremento de las operaciones de compra-venta al contado marcan una tendencia creciente, ante la incertidumbre del mercado financiero. Argumentaba asimismo el ponente que el comportamiento del negocio inmobiliario en los próximos años será muy diferente en cada zona (ciudades, interior, costa, montaña, etc.) y por cada tipología de producto, en virtud de sus diseños, usos y perfiles de clientes.

Otra conclusión importante es que las compra-ventas de no residentes sigue en aumento; para reforzarlas, es necesario potenciar la confianza, transparencia y seguridad hacia dichos mercados (ingleses, alemanes, escandinavos, rusos y oriente medio principalmente), pues estas ventas son esenciales para acelerar el tiempo de absorción del stock, especialmente en la costa, donde existe una alta concentración. Y se afirma que para evitar en 2015 escasez de suelo urbano directo en zonas donde hoy no existe stock, es el momento de avanzar con las gestiones urbanísticas que propicien un nuevo modelo de construcción sostenible.

Tras la información proporcionada por José Antonio Pérez comenzó la mesa redonda por él moderada, en la que intervinieron Ginés Aparicio (vicepresidente técnico de Ayesa), Francisco Carmona (vicepresidente de Fadeco) y Ricardo Arranz (presidente de Villa Padierna). Los miembros de la mesa, a partir de un formato muy dinámico que permitió participar de forma constante a los asistentes, debatieron sobre situaciones que actualmente afectan a la industria inmobiliaria tales como la Sareb, viviendas protegidas, turismo residencial, infraestructuras y un análisis comparativo de la salida a la crisis inmobiliaria de otros países del entorno como Portugal, Irlanda o Inglaterra.

A continuación se celebró una segunda mesa redonda, que estuvo precedida nuevamente por la ponencia de un experto del IPE, en este caso del profesor de Estrategia Inmobiliaria Marcial Bellido, quien presentó y analizó la figura del Agente Promotor Residencial (APR), detallando formas de hacer más competitivas a las empresas a través de Alianzas y Facilitadores, como demuestra la Teoría de la Triangulación Inmobiliaria de la Cátedra Inmobiliaria del Instituto. Definió el APR como la persona física o jurídica que después de detectar necesidades de vivienda para un determinado segmento de población procura dar respuesta a las mismas promoviendo alianzas entre los integrantes de la cadena inmobiliaria. En este nuevo ciclo que se afronta se ha de pasar de vender viviendas a vender soluciones.

Entre las reflexiones vertidas por Bellido destacan aquellas que desgranan la aportación del APR en el nuevo escenario inmobiliario: minimizar los riesgos comerciales y crediticios en la promoción inmobiliaria; estrategias competitivas basadas en una relación calidad-precio superior; reducción drástica de la demanda de crédito para financiar el desarrollo de una promoción; y reparto de riesgos y de rentabilidades entre los integrantes de la alianza, de manera directamente proporcional. Asimismo, hacer que la lógica del mercado y la lógica empresarial convivan, se respeten y mutuamente se refuercen; un modelo empresarial y la defensa de unos valores que se perpetúen más allá de las coyunturas y puedan proyectarse con sentido global; y un nuevo espacio para emprendedores y profesionales vinculados al diseño, construcción y comercialización inmobiliaria.

Alrededor de estos y otros argumentos giró el debate en la segunda mesa, en la que tomaron parte Rafael Puga (delegado de Andalucía del Grupo Avintia), Elena Sánchez y Javier Peláez (Estudio de Arquitectura y Urbanismo Ángel Asenjo y Asociados) y Agustín Gutiérrez (gerente del proyecto Málaga Sí) y que estuvo moderada por el profesor Bellido. Durante el desarrollo de la mesa se expusieron múltiples ejemplos de cómo hacer viables proyectos inmobiliarios, siempre que se orienten a satisfacer las necesidades de sus futuros clientes, estando la clave, una vez segmentado el perfil de clientes, en la Gestión Eficiente de Activos Inmobiliarios.

Un comentario sobre “El futuro de la industria inmobiliaria, a debate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *