El futuro de la construcción, más allá de las fronteras nacionales

DIÁSTICUS reúne a más de 70 profesionales con una dilatada experiencia en campos tan específicos como la arquitectura, ingeniería, planeamiento, urbanismo o medio ambiente. Todo ello para alcanzar un objetivo: consolidarse como firma referente fuera de las fronteras nacionales. La externalización ha pasado de ser un reto para convertirse más bien en una clara alternativa de muchas empresas a la crisis. Pero para salir al exterior hay que llevar el equipaje apropiado. Esta agrupación empresarial tiene las claves para lograr el éxito.

Diásticus
El equipo de Diásticus, junto al empresario indio Sanjay Raj y su mujer

  

Las empresas constructoras se han convertido en el motor de la internacionalización española, impulsando la salida al exterior, para de esa forma afrontar la caída de actividad que se ha producido en los últimos años en este sector.

Esta expansión internacional comenzó ya en época de bonanza. Entonces se aprovechó la experiencia cosechada a nivel nacional, cuando el país era un hervidero de grúas y cimientos, para exportarla al exterior. Los contactos hechos entonces han sido ahora un auténtico tesoro para potenciar la actividad fuera de las fronteras, consiguiendo así, en algunos casos, darle la vuelta a la cuenta de resultados de muchas constructoras.

De todo ello tomaron buena nota un nutrido grupo de empresas unidas ahora en una agrupación de interés económico bautizada como DIÁSTICUS, que ha sabido aprovechar las sinergias existentes entre varias compañías del sector, para poner en marcha un interesante proyecto empresarial con la vista puesta en el mercado extranjero, y subirse así al carro de la internacionalización.

Su principal baza, la alta cualificación del personal técnico, y la amplia experiencia demostrada en proyectos desarrollados a nivel mundial. En el currículum de algunas de las empresas que forman parte de DIÁSTICUS se encuentran actuaciones tan conocidas en Andalucía como el Parque Empresarial Torneo (Sevilla) y el Club de Golf Zaudín (Bormujos, Sevilla). Pero también otras actuaciones llevadas a cabo a nivel internacional en un total de 20 países.

En el actual escenario económico, todas las empresas integradas en esta agrupación tenían el firme convencimiento de que era imprescindible abrirse al mercado exterior, habida cuenta de las ofertas de trabajo, cada vez más escasas, que ofrecía el mercado nacional.

Y se era consciente de la excelente reputación de las firmas nacionales en el extranjero, y de la existencia de un importante grupo de países, ávidos de empresas capaces de gestionar importantes proyectos y ofrecer un servicio técnico integral para sus actuaciones. Algunos de estos países cuentan con la capacidad inversora para llevarlo a cabo, y también con mano de obra cualificada y materiales. Pero necesitan de la experiencia que poseen agrupaciones como ésta.

Un escenario propicio

Con un escenario tan propicio, sólo faltaba la oportunidad. Y ésta llegó con un ambicioso proyecto al sur de la India. Esta actuación fue la lanzadera de DIÁSTICUS, y el punto de partida de su consolidación.  Entonces se sumaron las fortalezas de las empresas que formaban parte de esta agrupación para ofrecer una respuesta integral que se convirtió en todo un éxito. En concreto, se trataba de un proyecto de desarrollo residencial en Davanguere, en el estado de Karnataka.

Este sería un claro ejemplo de una zona que necesita adaptarse al crecimiento urbano que ha experimentado en los últimos años. La ciudad de Bangalore, situada en este estado, ha pasado de tener tres millones de habitantes en 2001 a 12 millones en la actualidad. Todo un reto que requiere de una experta visión para poder ir adaptando esa zona a las nuevas necesidades urbanas que van surgiendo.

Este proyecto sirvió además para seguir abriendo otras puertas que se espera de traduzcan en nuevos proyectos, especialmente en Asia o Suramérica y en otros países como Arabia Saudí o Marruecos.

El mercado es extenso. DIÁSTICUS puede gestionar y acometer proyectos urbanísticos, medioambientales, arquitectónicos, de planeamiento o infraestructuras y edificaciones de primer nivel. Desde esta agrupación se dan soluciones para el desarrollo que necesitan este tipo de países a la hora de gestionar el movimiento de población del campo a la ciudad, así como para las infraestructuras necesarias que deben dar respuesta al crecimiento de algunas urbes, que de ser pequeñas ciudades, se van convirtiendo en importantes metrópolis. Todos estos países están viviendo lo que hace años se vivió en Europa, en España, o en Andalucía, cuando el cambio en el estilo de vida del país motivó el crecimiento de las ciudades. Ahora se puede exportar todo el conocimiento y la experiencia adquirida al haber realizado múltiples proyectos de este tipo.

“Nuestros proyectos de arquitectura, ingeniería y medio ambiente, son abordados desde un enfoque de integración profesional para crear ciudades habitables”, indican desde DIÁSTICUS. Para la agrupación, se trata de configurar “un espacio urbano dónde la eficiencia energética prima en el diseño de  infraestructuras y edificios, dónde las necesidades sociales impulsan nuestro trabajo para la rehabilitación de barrios; dónde la planificación del tráfico se basa en una movilidad sostenible; dónde la gestión de residuos y la construcción de espacios para el uso público nos permiten dar un valor diferencial a nuestro enfoque de negocio, que encuentra respuestas, por ejemplo, en los retos y estrategias de lucha contra el cambio climático”.

Alianzas locales

Para acometer estos proyectos la experiencia es una baza esencial. Pero a la hora de embarcarse en una actuación a nivel internacional es mejor ir de la mano de un socio local. “Tenemos absolutamente claro que para abordar proyectos en otros países, hay que generar alianzas con empresas técnicas locales cualificadas, que aporten conocimientos específicos de la zona y logística operativa”, indican desde DIÁSTICUS. De hecho, para el proyecto de la India la agrupación cuenta con una firma aliada, PMK Architects, de gran prestigio en el estado de Karnataka.

El papel de Extenda

No hay que olvidar también el apoyo de las instituciones públicas. En este caso, Extenda ha tendido la mano a la colaboración desde el principio. “Nos sentimos reconfortados y orgullosos de nuestra vinculación con Extenda, que nos presta un apoyo institucional de suma importancia, pone a nuestra disposición sus bases estratégicas, dotadas de personal cualificado, y ha de proporcionarnos recursos económicos, al menos en nuestra etapa de despegue”, afirman. En concreto, Extenda apoya este proyecto de internacionalización teniendo bases y oficinas colaboradoras en el Estado de Karnataka (India), en la región de Nador (Marruecos) y con iniciativas en países como Brasil, Peru y Panama. Desde este organismo público se les facilita apoyo institucional, pero también datos de los mercados y líneas de ayuda económica para abrir otros. Ai

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *