Construcción sostenible: un motor de cambio

La normativa europea pone cerco a los Estados

El uso de energías renovables, la apuesta por sistemas de climatización e iluminaación eficientes, el diseño arquitectónico o la rehabilitación de edificios tendentes a favorecer el ahorro energético, etc., son algunos de los campos de actuación en el sector edificatorio, tanto en el ámbito doméstico como empresarial, para ser energéticamente más sostenibles. Foto eficiencia energetica

Y las exigencias de su aplicación van en aumento. Europa empuja con fuerza creciente a los Estados miembros a cumplir una serie de imperativos con respecto al consumo energético, el uso de fuentes renovables y las emisiones de C02 a la atmósfera, donde los edificios juegan un papel protagonista de primer nivel en todas sus fases: desde la construcción hasta el uso cotidiano. La Unión persigue el cumplimiento de sus objetivos -cada vez más elevados- a través de una serie de Directivas, la más reciente la 2012/27/UE, que tiene como objetivo esencial crear un marco común de medidas para el fomento de la eficiencia energética. En España, la Directiva Europea se transpone, fundamentalmente, a través del Documento Básico Ahorro de Energía (HE) del Código Técnico de la Edificación (CTE) y el Reglamento de Instalaciones Técnicas en los Edificios (RITE).

 

 

Una gran oportunidad para el sector constructor

Las obligaciones legales en materia de eficiencia energética abordadas en el apartado anterior pueden representar un impulso sin precedentes hacia la cultura de la rehabilitación de edificios en Europa y, por extensión, en España, donde el parque inmobiliario existente edificado con anterioridad al CTE no responde a criterios de ahorro energético. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), en torno a 15,6 millones de viviendas construidas en este país no siguen ninguna normativa energética. El proceso rehabilitador para lograr que los edificios existentes sean energéticamente más eficientes implica una gran oportunidad para el sector de la construcción y para todos los profesionales implicados en dicho proceso. En este marco, la construcción de edificios nuevos de consumo energético casi nulo se presenta también un como un reto de notable importancia para el sector, que va a requerir de forma permanente profesionales y mano de obra cualificada que tengan los conocimientos suficientes para abordar la eficiencia energética como un concepto integrado de mejora e innovación continua.

 

 

El estímulo de la Administración, imprescindible

 

Si se aplican las políticas y las estrategias adecuadas, la actividad constructora relacionada con la edificación y la rehabilitación sostenible puede convertirse en un motor indiscutible en la creación de empleo y en la apuesta por la sostenibilidad económica y medioambiental. Para ello, es imprescindible estimular condiciones favorables a las inversiones, sobre todo en lo referente a la renovación de los edificios. En momentos de escasos recursos económicos como los actuales, por parte tanto de los usuarios como de los promotores inmobiliarios para implementar medidas de ahorro energético, son imprescindibles las políticas activas de impulso a la construcción sostenible desde las administraciones públicas, obligadas a actuar con contundencia para lograr los objetivos impuestos por la Unión Europea en materia de reducción del consumo energético y emisiones de CO2 de los edificios. En el caso andaluz, el actual Gobierno autonómico se ha propuesto convertir a la construcción sostenible en uno de los ejes de su política económica en la lucha contra el desempleo en la comunidad. Con esta finalidad, aprobó el pasado 18 de marzo el Decreto-Ley 1/2014 de Construcción Sostenible, “destinado a facilitar la realización de actuaciones de ahorro, eficiencia energética y energías renovables en los edificios de la comunidad autónoma”, una iniciativa que demuestra la apuesta de la Junta por un sector considerado estratégico para Andalucía.

El artículo completo en la entrada ‘Ai, número 122’, páginas 59 a 96

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *