Con el impulso de todos

Antes que nada, quisiera agradecer a la revista Andalucía Inmobiliaria la oportunidad que me brinda de poder participar en el décimo tercer aniversario de su nacimiento. Mi más sincera felicitación y enhorabuena al cumplirse un año más en la historia de una empresa de la comunicación.

Director de Desarrollo de Negocio para Andalucía de Ernst and Young
Luis Miguel Martín Rubio

A nadie escapa el acto de heroicidad que supone en los tiempos que corren el mantenimiento y el desarrollo de las empresas, y qué decir del mantenimiento de la actividad laboral que ha pasado de ser un castigo bíblico (Conseguirás el pan con el sudor de tu frente) a ser hoy en día un bien muy escaso. Es por todo ello que nos congratulamos al ver cómo un proyecto de marcado carácter Andaluz, que nació con el esfuerzo y la ilusión del sueño del emprendimiento, sigue hoy latiendo y estando muy presente en la actividad económica de nuestra tierra.

No son buenos tiempos para nuestra economía: para las cuentas de muchas de nuestras empresas, para los bolsillos de multitud de familias ni mucho menos para las alarmantes cifras de desempleo en España. Tampoco lo son, ni de lejos, para las arcas de nuestras administraciones, hoy más vacías que nunca. La austeridad es la norma que últimamente parece regir en nuestras finanzas tanto públicas como privadas, a la espera de que las reformas en marcha den por fin los resultados que todos esperamos.

Y al futuro en el corto plazo también parece que le costará entrar en la senda del despegue. Así lo corroboran las previsiones para nuestra economía del último Ernst & Young Eurozone Forecast, el indicador macro que elabora trimestralmente la Firma para cada país de la Eurozona, incluido España. Según este, nuestra economía permanecerá en recesión hasta 2013 incluido, con un descenso de nuestro PIB del 1,5% este año y del 2%, el que viene. El desempleo, por su parte, continuará su escalada hasta 2013 cuando está previsto que supere el 26%. También caerán, según este índice, las importaciones, el consumo y la inversión. Asimismo, el conjunto de la Eurozona permanecerá en recesión lo que queda de año y se prevé que tenga un comportamiento plano el que viene.

El dato positivo de este indicador de Ernst & Young viene de la mano de las exportaciones, que este año crecerán un 1,9% y en 2013, llegarán al 3%, lo que parece está compensando en parte la debilidad de nuestra demanda interna y nos hace mirar, con un toque de optimismo, fuera de nuestras fronteras.

A la vista de este escenario, hoy más que nunca es preciso contar con el impulso de todos los agentes: los gobiernos e instituciones, las empresas y de cada uno de los que conformamos la ciudadanía. Entre todos tenemos que hacer los deberes que se nos imponen y que no son otros que practicar la austeridad y la racionalidad en nuestras decisiones, sin perder de vista la más necesaria que nunca actitud emprendedora.

Una actitud valiente y necesaria que va más allá de aquellos que apuestan por poner en marcha su propia empresa y contribuyen con valentía a crear empleo y riqueza; se trata de un espíritu que hoy más que nunca debemos cultivar desde todas las instancias, creando, innovando, apostando en todo momento por mejorar.  El entusiasmo y la iniciativa emprendedora para impulsar nuevas ideas, iniciar otros caminos, aprovechar oportunidades en otros mercados es lo que realmente nos sacará a flote de esta crisis. Y así lo están demostrando las empresas españolas y andaluzas más punteras que lo están haciendo bien, y que son a todas luces el ejemplo a seguir para muchas de las que vienen detrás.

La actitud emprendedora resulta crucial no solo en la iniciativa privada, también es imprescindible en otros ámbitos de nuestra sociedad, como el de nuestros legisladores, nuestras instituciones o nuestros líderes. Hoy más que nunca todos tenemos la oportunidad y la obligación de volver a empezar y de crear nuevos escenarios construidos sobre el progreso de nuestra sociedad y el estado de bienestar. Una responsabilidad que en este momento compartimos todos y que necesita del impulso de todos. El esfuerzo de cada uno estoy convencido que dará sus frutos y a buen seguro seremos mejores y saldremos más reforzados de esta crisis. Ai

 

Luis Miguel Martín Rubio

Director de Desarrollo de Negocio para Andalucía de Ernst & Young

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *