Ciudades inteligentes

Escribo este artículo después de haber leído en Ai valiosas aportaciones sobre temas que me han interesado a lo largo de mi vida profesional. La información sobre Málaga Smart City, que expone una actuación innovadora liderada por una gran empresa de servicios como Endesa, y por otra parte la noticia del original grupo DIÁSTICUS, formado por un amplio grupo pluridisciplinar de profesionales.

Ingeniero de Caminos
Mariano Palancar

Para empezar señalo que estamos en una época en la que se está perdiendo el respeto a las palabras, despojándolas de su valor definitorio, que es lo esencial, para darles un valor comercial. Quiero decir que no existen ciudades inteligentes aunque se elaboren foros con este nombre, y en inglés que vende más. Una ciudad no es inteligente ni tonta, una ciudad es un pequeño mundo, suma de otros mundos o barrios. Unos barrios son bellos y cómodos para los ciudadanos, otros no lo son tanto y algunos son vergonzosos.

Es difícil el gobierno de una ciudad que debe atender a una realidad tan diferente. El objetivo general de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos no es posible realizarlo en la justa medida.

Podría establecerse el siguiente planteamiento:

  • En los barrios nobles, atender a su adecuada conservación.
  • En los barrios tipo medio, intentar mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.
  • Y en los barrios marginales, que existen en todas las ciudades, es necesaria una atención especial que suele rebasar al Consistorio. Es una labor difícil que requiere tiempo, perseverancia y muchas colaboraciones.

Aspectos básicos del Urbanismo

No es posible, en un artículo, hablar de la compleja disciplina del Urbanismo, pero es conveniente subrayar cuáles deben ser los principios básicos que deberían ser una referencia permanente.

Fue Ildefonso Cerdá, Ingeniero de Caminos del siglo XIX, quien antes se preocupó con rigor de este tema. Publicó su obra Teoría General de la Urbanización, y pudo aplicarla al Ensanche de Barcelona en el Plan Cerdá que se aprobó en el año 1850.

Decía que después de formular la teoría era preciso reducir la rigidez de los principios básicos a una conveniente elasticidad que los hiciese practicables y útiles. Una buena idea no sirve de nada si no va acompañada de la indicación de los medios positivos y eficaces y de los recursos suficientes para llevarla a cabo.

Citaré algunas ideas de Cerdá:

  • La célula compositiva de la ciudad es la vivienda, que debe proporcionar al individuo privacidad y el disfrute del aire, sol, ventilación e iluminación natural.
  • Las viviendas se agrupan en intervías –manzanas– cuadrados de 113 m. de lado con amplia zona verde interior, con chaflanes que facilitan la movilidad.
  • Adopta la estructura cuadricular que iguala la categoría de las calles y propone una anchura de 35 m. La altura de los edificios debe ser como máximo igual al ancho de la calle por motivos higiénicos.
  • Es necesario planificar globalmente las redes subterráneas de servicios.
  • Subraya la necesidad de un tratamiento pluridisciplinar del Urbanismo.
  • El coste de la vivienda fue una obsesión para Cerdá, que siempre luchó contra la especulación del suelo.

Información básica sobre algunos servicios urbanos

Considero de interés resumir información sobre los servicios de Agua, Saneamiento y Energía que son realizados por empresas públicas o privadas.

 

AGUA:

  • Según la legislación de aguas, el uso para abastecimiento humano tiene carácter prioritario sobre otros usos.
  • El agua destinada al abastecimiento se estima en un 14% de los recursos hidráulicos globales.
  • El agua de mejor calidad debería destinarse preferentemente al abastecimiento. No existen por tanto grandes problemas para que este servicio urbano sea prestado con eficacia.
  • La gestión del agua se debe basar en los costes reales y suele dar mal resultado aplicar precios políticos.
  • El agua no se debe despilfarrar y se debe medir siempre aunque no se facture.
  • Las tarifas basadas en costes reales pueden y deben favorecer los consumos mínimos indispensables, por motivos sociales.

 

SANEAMIENTO:

  • El agua del abastecimiento se devuelve en gran parte al uso público a través de la red de saneamiento, tras haber sido tratada en una estación depuradora. En general, las depuradoras funcionan bien en las grandes poblaciones y no tan bien en las pequeñas. Es conveniente que ambos servicios sean realizados por la misma empresa.
  • En las tarifas, que deberían ser claras y realistas, se incorporan a veces otros conceptos como un “canon autonómico” y un cargo por recogida de basura que no tiene relación con el consumo de agua.

 

ENERGÍA

  • La energía es necesaria en la ciudad, su uso tiene mucha importancia económica y, por tanto, el ahorro energético requiere atención prioritaria.
  • En el tema energético hay bastante confusión en cuanto a organización empresarial y a tarifas, lo que sí está claro es que debemos prestar más atención al ahorro energético, campo que ofrece muchas posibilidades.
  • Existen empresas de alto nivel técnico y económico que producen energía, coexisten con empresas distribuidoras y comercializadoras mal conocidas por los usuarios.
  • Las tarifas no son claras y el tradicional déficit de las empresas productoras no se entiende bien.
  • En resumen, falta claridad en el planteamiento económico y funcional y no extraña que abunden las reclamaciones ante el Defensor del Pueblo.
  • Es necesaria más atención al ahorro energético.

Regeneración de la ciudad

Tras resumir, parcialmente, la complejidad del funcionamiento de la ciudad, retomo las ideas iniciales.

Sobre la regeneración de la ciudad para modernizarla escribí hace tiempo en esta revista elogiando iniciativas de los responsables de Urbanismo en Sevilla, pero hay que reconocer que el tema rebasa las fuerzas del consistorio. Es un tema que no se puede resolver desde los Planes de Urbanismo, Normas Municipales, Certificados exigibles etc. Hace falta colaboración ciudadana, colaboración específica de las grandes empresas de servicios y equipos pluridisciplinares de Urbanismo, algo que está presente en Smart City Málaga y en la Agrupación Profesional DIÁSTICUS.

Smart City Málaga es una actuación centrada en la eficiencia energética que se viene desarrollando en Málaga desde el año 2009.

El proyecto liderado por Endesa concentra en un núcleo urbano concreto un conjunto de tecnologías avanzadas que representan un nuevo modelo de gestión energética.

Con independencia del valor de las nuevas tecnologías que se utilizan, lo interesante es el modo de llevarlas a la práctica. Como decía Cerdá, “Una buena idea no sirve de nada si no va acompañada de la indicación de los medios positivos y eficaces y de los recursos suficientes para llevarla a cabo”.

La agrupación DIÁSTICUS reúne a más de 70 profesionales que han seguido el criterio de Cerdá, “El Urbanismo requiere equipos pluridisciplinares”, e integra a profesionales de la Arquitectura, Ingeniería, Planeamiento, Urbanismo y Medio Ambiente.

Han sido capaces de salir fuera de España y están trabajando en la India, en la ciudad de Davanguere.

Este largo artículo justifica la propuesta final de organizar en Sevilla el próximo año 2013 un Foro de Regeneración Urbana, en el que sugiero las colaboraciones siguientes:

  • La CEA como organizador empresarial
  • Empresas de servicios: Endesea, Iberdrola, Emasesa
  • Colegios Profesionales
  • Smart City Málaga
  • DIÁSTICUS
  • Y, naturalmente, con el asesoramiento y apoyo del Ayuntamiento de Sevilla.

Supondría aprovechar la crisis para abordar algunos cambios necesarios de una manera diferente, creando empleo para mejorar la calidad de vida. Ai

 

Por Mariano Palancar Penella

Ingeniero de Caminos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *