Balance del año y futuro

Ha sido un año en el que hemos caminado mucho y sabemos dónde está el horizonte para tener una ciudad más ordenada, para conseguir la Sevilla que merecen y quieren los

Alcalde de Sevilla
Juan Ignacio Zoido

sevillanos. La transparencia, la austeridad, la optimización de los recursos propios, la eficacia, la eficiencia y el ahorro son mis principales principios. Mi esquema de funcionamiento en este año y para el futuro es claro: la obsesión por los servicios básicos para que Sevilla funcione y el posicionamiento de la marca Sevilla en el mundo.

Desde el minuto uno del mandato pueden notarse cambios de actitud en una institución y se han sentado las bases para un Ayuntamiento del siglo XXI. Se han disminuido las áreas de gobierno, descentralizado el poder hacia los Distritos, reducido en más del 20% el número de altos cargos y asesores, se han bajado los sueldos de todos los gerentes, se han suprimido las dietas por asistencia a cualquier Consejo de Administración y reducido a la mitad los coches oficiales. En definitiva, tenemos la estructura organizativa más austera de mucho tiempo en el Ayuntamiento, a lo que hay que añadir un contexto de crisis y las dificultades económicas y financieras que padecían un Ayuntamiento mal gestionado, así como unas empresas municipales en la ruina. Pese a esta pésima situación heredada, hemos ordenado Sevilla y seguimos obsesionados con que Sevilla funcione y con hacer frente a la crisis que sufrimos, siempre buscando la eficiencia y la generación de empleo.

Ha sido el primer año del Plan de Ajuste y del nuevo Presupuesto, que, entre otras cosas, destina 3,5 millones para obras en colegios, y ha incrementado en 8,1 millones el presupuesto a Asuntos Sociales, lo que ha permitido destinar un 10% más de ayuda a los comedores sociales y suscribir convenios con tres nuevos comedores.

Liderados por el área de participación y coordinación de distritos se han introducido eficiencias en los procedimientos que más preocupan a los ciudadanos logrando acuerdos de cogestión en las más diversas materias: talleres, subvenciones, fiestas, cabalgatas, cultura en los barrios, ayudas a entidades deportivas y gestión de espacios, planes especiales de limpieza, entre otros. Además, por primera vez se han constituido juntas de seguridad de distritos como extensión de la Junta Local de Seguridad. Esto demuestra que se puede cambiar la sensación de seguridad en una ciudad. Como, por ejemplo, ya se ha demostrado también con la erradicación de la prostitución en la calle y con los dispositivos especiales que han evitado la celebración de macrobotellonas. Hay que destacar  que se han hecho exposiciones de producción propia del ICAS y por primera  vez se optimizan los recursos. Además se está llevando cultura a los barrios ya que muchas exposiciones se están exponiendo en los centros cívicos para que los sevillanos puedan disfrutar de ellas.

En cuanto a las empresas municipales se han  logrado acuerdos con los empleados que han apoyado los nuevos convenios colectivos. En Tussam, se ha mejorado la regularidad, puntualidad y frecuencia, y el número de viajeros se incrementa mes a mes. En el caso de Lipasam, se han triplicado los baldeos y se han realizado planes de choque de limpieza en casi toda la ciudad.

En el área de Urbanismo y Medio Ambiente, se han realizado obras de mejora, reurbanización, pavimentación o asfaltado en diferentes barrios de la ciudad por un valor de 3,5 millones de euros. En el caso de Medio Ambiente, hablar de eficiencia es crear un nuevo contrato, que a finales de este año será una realidad, para 4 años por 48 millones de euros que concentra varios contratos dispersos de mantenimiento e incorpora todas las necesidades que demanda la conservación de los Parques y Jardines de Sevilla, y que va a dividir la ciudad en 6 sectores de mantenimiento, incorporando 128 nuevos trabajadores cualificados.

Respecto al empleo, se han desarrollado programas de apoyo a la creación de nuevas empresas y hemos llegado a acuerdos con entidades financieras, siempre con participación y diálogo, como lo demuestra la ventanilla única o el  Consejo Sectorial del Comercio de Sevilla.

La agenda del gobierno del próximo año va centrada en oportunidades que van a permitir que Sevilla avance hacia la calidad y la excelencia, que se genere empleo y que, por tanto, se va a traducir en beneficio para los sevillanos.

De esta manera, el Ayuntamiento llevará a cabo su propio Plan de Empleo, que introducirá programas de formación profesional para el empleo, prácticas profesionales en empresas y ayudas a universitarios desempleados menores de 30 años. En cuanto a seguridad, el año que viene vendrá marcado por la reorganización de la Policía Local y la incorporación de 103 nuevos agentes a la plantilla que permitirá dar un paso importante en el objetivo de fomentar la Policía de proximidad, con mayor presencia en los barrios y un mayor conocimiento de las características de cada uno de ellos, para ello se implantará la figura del agente enlace con los ciudadanos.

En materia de Movilidad y transporte público vamos a comenzar a implantar 53,7 kilómetros de carriles bus taxi, más del triple de los actualmente existentes. Una importante acción que repercutirá positivamente en el beneficio de la movilidad y del transporte público. En este sentido, la estación del Prado que hasta ahora venía sirviendo para el transporte de pasajeros con otras ciudades, pasará a ser gestionada por Tussam, que mediante un acuerdo con el Consorcio de Turismo la convertirá en la estación de los autobuses turísticos de la ciudad de Sevilla.

En los próximos meses, seguiremos profundizando en la descentralización del poder municipal de los distritos y se está trabajando en una línea para que “Sevilla sea ciudad para la energía sostenible”. Terminaremos de preparar el expediente para la constitución de la Zona Franca del Puerto de Sevilla, que persigue entre otros fines contribuir al progreso económico de la ciudad, facilitando en sus ámbitos respectivos la realización de actividades empresariales, el progreso y empresas ya establecidas y la atracción de nuevas inversiones. Igualmente, se ha desbloqueado la Ciudad de la Imagen y en los próximos meses seguiremos dando pasos para sacar adelante este proyecto que creará alrededor de 1.000 puestos de empleo, y también hemos aprobado el pliego de condiciones para redactar el nuevo proyecto de la SE-35, que está previsto que a principios del año que viene comience a ejecutarse. Y con la Torre Pelli, hemos conseguido conciliar la conservación de la declaración de patrimonio para los grandes monumentos de nuestra ciudad con la continuidad de un proyecto atraerá inversores a Sevilla y generará empleo. Ai

Juan Ignacio Zoido

Alcalde de Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *