Miguel Rus toma el testigo al frente de la CES

El pasado mes de mayo, Miguel Rus Palacios fue elegido, por aclamación de la asamblea general electoral y en un acto cargado de emotividad, nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, en sustitución de Antonio Galadí Raya, quien fuera responsable de la patronal sevillana desde 2005 –su segundo mandato hubiera concluido en 2013, de no haber renunciado al cargo con anticipación-.

Presidente de la CES
Miguel Rus

Hace apenas unos pocos meses, Rus, presidente también de Gaesco, moderaba para esta publicación un almuerzo-coloquio organizado para analizar la situación de la actividad inmobiliaria. Su mensaje, como en ocasiones anteriores en las que también se dirigió a los lectores de Ai, fue muy claro: “Ahora más que nunca, no vale llorar, solo vale proponer cosas positivas. Estamos en un tiempo nuevo, y el futuro va a ser lo que queramos nosotros”.

Este fue el mismo espíritu luchador e ilusionante que impregnó su discurso de presentación como presidente de la CES, durante el cual reivindicó “la cultura del esfuerzo y del trabajo como la fórmula más acertada para llevar adelante” su proyecto.

Por su condición de máximo exponente de los empresarios de la promoción y la construcción de Sevilla desde el año 2007, Andalucía Inmobiliaria ha seguido siempre muy de cerca los pasos de Miguel Rus y todas sus manifestaciones públicas. Correcto y discreto, pero llamando a las cosas por su nombre, firme en la toma de decisiones, sensible a los problemas del empresariado y de la sociedad, dialogante, coherente y accesible, Rus viene a imprimir nuevos aires a la Confederación. Para alcanzar sus propósitos, se ha rodeado de una junta directiva joven y dinámica, dispuesta a alcanzar los fines marcados en el plan estratégico que la entidad empresarial pretende desarrollar entre 2012 y 2016. Por vez primera, se ha incorporado a una mujer como vicepresidenta de la organización, la presidenta de la Asociación de Empresarias de Sevilla (AES), María José Álvarez Ávila, así como a representantes de distintos municipios de la provincia. Además de Álvarez, otros cuatro nombres completan las vicepresidencias: Ricardo Serra (presidente de ASAJA), David Alva (presidente de AJE Sevilla), Antonio Lappi (presidente de la Asociación Empresarial de Industrias Gráficas) y Francisco Galán (presidente de la Asociación de Empresarios de Espartinas).

Sin duda, el momento que le ha tocado en suerte a Miguel Rus, quien también es consejero delegado de Rusvel, su empresa familiar, no es el más propicio para una gestión fácil. Sin embargo, el clima de unidad y fuerza que se respiró en la asamblea invita al optimismo. Empuje y ganas, sin duda, no van a faltar, ni a esta directiva ni a los empresarios que la respaldan.

Por su parte, Antonio Galadí ha sabido salir de la CES haciendo gala del saber estar y buen hacer que siempre ha exhibido. Tanto él como su equipo han sabido ceder el testigo a nuevas generaciones en un momento necesitado de savia nueva. Ante la difícil tesitura que atraviesa la economía en general y la sevillana en particular, la renovación se imponía como una necesidad que Galadí supo asumir a la perfección. Por su condición al frente de la CES, su presencia en estas páginas, como la de Rus, también fue una constante. En diciembre de 2009, Ai pudo constatar, a través de una larga e intensa entrevista concedida en su despacho de la Confederación, la elegancia, la valentía y las habilidades comunicativas de un empresario que durante siete años se entregó en cuerpo y alma a una institución en la que ahora ocupa la Presidencia de Honor.

Tanto a él como a Miguel Rus, el equipo de Ai les agradece todo cuanto han hecho y harán por la sociedad sevillana y les desea, desde estas líneas, toda la suerte del mundo en sus nuevas andaduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *