“La transparencia y un buen gobierno corporativo son esenciales para la creación de valor y sostenibilidad de cualquier empresa”

Ricardo Pumar López es licenciado en Derecho y en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas, y diplomado en el Programa de Alta Dirección ADEL del Instituto Internacional San Telmo. Como presidente de una de las pocas inmobiliarias andaluzas que no sólo ha sobrevivido a la crisis sino que ha sabido moverse estratégicamente en el tablero para consolidar su posición, es hoy uno de los empresarios del sector más reconocidos dentro y fuera de la comunidad andaluza. Capeados los malos momentos, INSUR ha conseguido relanzar su actividad promotora evitando financiación de los fondos y creando sociedades y acuerdos con otros actores institucionales de alto nivel. En la actualidad, la firma tiene, en diferentes fases de ejecución, interesantes promociones en marcha tanto en residencial como en terciario en Andalucía y Madrid.

Su grupo es, en la actualidad, una de las firmas de referencia del sector en España. ¿Cuáles son las claves que la han colocado en esta privilegiada posición?
Insur se fundó en 1945 y, como es obvio, ha superado una tras otra todas las crisis, de mayor o menor intensidad, que regularmente ha sufrido el sector inmobiliario en España. La última crisis, posiblemente la más virulenta que se haya conocido, la ha superado cumpliendo puntualmente todos sus compromisos, sin realizar ninguna dación en pago, quita de deuda o restructuración financiera y manteniendo íntegramente su plantilla y su estructura accionarial. Que haya superado esta crisis de esa manera no es casualidad, sino resultado de una estrategia a largo plazo orientada a la conservación y sostenibilidad de la empresa en el tiempo. Y esta estrategia tiene dos pilares fundamentales: un razonable equilibrio entre la actividad de promoción y la actividad patrimonial y un reducido endeudamiento.

Insur lleva desde 2015, una vez superado lo peor de la crisis pero cuando aún no había financiación bancaria, relanzando su actividad promotora. ¿Cómo describiría el modelo de negocio que ha posibilitado este relanzamiento?
Insur ha interiorizado a lo largo de los años que la actividad de promoción inmobiliaria es muy rentable, pero muy cíclica, con fuertes oscilaciones y por este motivo somos muy conservadores adquiriendo materia prima (solares) en los momentos altos del ciclo y muy proactivos en los momentos bajos, acopiando materia prima en buenas condiciones. En esa estrategia a largo plazo solemos reservar recursos financieros para aprovechar esos momentos.

Han apostado por fórmulas de financiación alternativas –emisión de pagarés, acuerdos con family offices y particulares para la compra de suelo…- evitando la más evidente, la que procede de los fondos. ¿Qué ha significado esto para la empresa? ¿Van a seguir en la misma línea?
La emisión de pagarés en el Mercado Alternativo de Renta Fija (Marf) es un primer paso en el objetivo de nuestro grupo de buscar fórmulas de financiación alternativa y diversificar nuestras fuentes de financiación, pero no es una financiación para compra de suelo sino para financiar determinados gastos asociados a las promociones antes de que se obtenga la financiación específica de las mismas.
Nuestros acuerdos con family offices, constituyendo joint-ventures, para el desarrollo de promociones, entran más en nuestra estrategia de diversificación de riesgos, para acceder a grandes bolsas de suelo en buenas condiciones, que en una estrategia de financiación.
Compartir riesgos y negocios está en nuestro ADN, forma parte de nuestra cultura, lo llevamos haciendo desde hace ya muchos años y queremos seguir haciéndolo. He de decir que gracias a nuestro buen hacer, lealtad y transparencia, nunca hemos tenido desavenencias con nuestros socios y eso que no siempre las cosas han rodado como hubiéramos querido.

¿Cómo se logra mantener el espíritu de una sociedad familiar con el de una sociedad cotizada?
Empresa familiar y sociedad cotizada no son conceptos enfrentados. Hay muchas empresas familiares que cotizan en bolsa. Una de las características que definen a las empresas familiares es que tienen una mayor orientación al largo plazo. Al no estar obsesionadas por generar beneficios a corto plazo, tienen un crecimiento más saludable, que se alinea con el objetivo fundamental de nuestra compañía de crear valor para el accionista, pero de una manera sostenida.
Insur, más que una sociedad familiar, es una sociedad plurifamiliar en la que una parte importante del capital pertenece a un grupo de familias que desde hace tiempo se mantienen unidas, con gran ilusión, en este proyecto común.
En Insur estamos convencidos que la transparencia y un buen gobierno corporativo son esenciales para la creación de valor y sostenibilidad de cualquier empresa, sea o no una empresa familiar.

¿Podría describir su experiencia en la gestión de una empresa cotizada, con los requisitos de transparencia y gobierno corporativo que conlleva?
Los requisitos de transparencia y gobierno corporativo que se exigen a las empresas cotizadas son cada día mayores, pero lejos de constituir un inconveniente suponen para nosotros un acicate y estímulo para mejorar continuamente. Son normas y reglas que no están establecidas caprichosamente sino en beneficio del conjunto de los grupos de interés que se relacionan con la compañía. Como dice el propio Código de Buen Gobierno el que las sociedades cotizadas sean gestionadas de manera adecuada y transparente es un factor determinante para la generación de valor de las empresas, la mejora de la eficiencia económica y el refuerzo de la confianza de los inversores.

¿Podría decir a día de hoy que están en condiciones de alcanzar los ambiciosos objetivos estratégicos fijados para 2020?
En el informe de gestión consolidado correspondiente al ejercicio 2016 indicábamos que con las acciones que habíamos implementado desde la aprobación del Plan Estratégico, el Grupo estaba en condiciones de alcanzar los objetivos fijados en el mismo. Como desde ese momento hasta ahora el desarrollo de nuestras actividades ha seguido mejorando, hoy estamos aún más convencidos de que alcanzaremos esos ambiciosos objetivos, que en resumen suponen triplicar nuestra actividad respecto de los ejercicios precedentes. Pero además de estos objetivos cuantitativos existen otros de carácter cualitativo, tan importantes o más que los primeros, que determinarán el futuro de la compañía, como la diversificación territorial, incrementando sustancialmente nuestra presencia en Madrid y en Málaga y Costa del Sol, la potenciación de la actividad patrimonial en Madrid, la diversificación de las fuentes de financiación y la transformación de nuestra estructura societaria.

Han sido capaces de crear sociedades/acuerdos para promover, sumando capacidades con otros actores institucionales de la talla de Anida/BBVA, Adif, Sareb o Altamira RE. ¿Qué han representado estas alianzas para Insur?
Efectivamente, hemos alcanzado acuerdos y constituido alianzas con actores institucionales de gran nivel, como los que se han citado. En todos los casos han buscado unir a sus capacidades financieras, nuestra experiencia, capacidad de gestión y reputación. De todas las alianzas que hemos tenido hemos aprendido mucho, sobre todo a comprender los distintos puntos de vista y a conciliar los distintos intereses.
Con Adif, Sareb o Altamira hemos alcanzado acuerdos para colaborar puntualmente en algún proyecto. Sin embargo, la alianza con Anida es más global y a más largo plazo extendiéndose, como está sucediendo, a nuevos proyectos, adicionales a los previstos inicialmente. Es una alianza muy bien planteada, con mucho rigor y con una gran orientación al largo plazo, que está desarrollándose según los planes previstos.

¿Qué significan en general para el sector promotor este tipo de acuerdos con estos actores?
El sector promotor en España ha vivido unos años extremadamente delicados, en los que prácticamente había desaparecido la actividad promotora (en 2014 se iniciaban apenas un 5% de las viviendas que se iniciaban en 2006), entre otras cuestiones porque la financiación a la actividad estaba muy restringida. La entrada de fondos de inversión internacionales en el sector, la constitución del Sareb, la creación de Servicers por las entidades financieras y determinados tipos de acuerdos con ellos por parte de determinados promotores han contribuido a desatascar las cañerías y dinamizar el sector.

¿Cómo es el día a día en la gestión de una alianza con una entidad financiera para el desarrollo conjunto de una promoción residencial?
Las entidades financieras como cualquier empresa de gran tamaño tienen establecidos para la gestión de sus operaciones y riesgos una serie de procedimientos, cuyo cumplimiento, al principio, exige un gran esfuerzo y tenacidad y pueden generar algunas incomprensiones y disfunciones, pero que cuando se ponen en práctica y se asientan resultan positivos para la organización.

Es muy remarcable la calidad de los inversores institucionales que han apostado por las acciones de Insur, incluidos los fondos gestionados por Francisco García Paramés, un gestor que hasta la fecha evitaba todo lo relacionado con el inmobiliario. ¿Por qué han decidido invertir en su compañía?
Efectivamente, varios inversores institucionales de primer nivel han apostado por nuestra compañía, adquiriendo acciones de nuestra autocartera. De entre ellos destacan los fondos gestionados por García Paramés, Cobas Iberia FI y Cobas Selección FI que a principios del pasado mes de agosto publicaron el detalle de sus inversiones al cierre del primer semestre de 2017 y pudimos comprobar que la inversión en acciones de Insur representaban la mayor apuesta de estos fondos en el sector inmobiliario español, incluyendo a las grandes SOCIMIS.
No sé exactamente cuáles son los motivos que han impulsado a estos inversores a entrar en nuestra Compañía. Imagino que para ellos es una compañía que genera confianza, al haber sido capaz de superar esta crisis, por su capital humano, experimentado y cohesionado, por el alineamiento entre gestores y accionistas y por su gran potencial futuro.

La firma está progresando de forma conjunta en Andalucía y en Madrid. ¿Qué dificultades de gestión afrontan y cómo se articula un plan de negocio de crecimiento conjunto en ambas comunidades?
En materia de gestión, el crecimiento conjunto entre distintas áreas geográficas no presenta problemas. Tenemos una estructura matricial, con varias unidades de negocio, que en la actividad de promoción coinciden con las distintas áreas geográficas, y unas unidades o departamentos de apoyo y soporte que están funcionando perfectamente y con una gran cohesión.
En cuanto a la articulación de planes de negocio puede haber diferencias entre las distintas zonas, en cuestiones como aportación de recursos propios y rentabilidades de los proyectos. Pero conociendo estas diferencias de antemano se tienen en cuenta y se hacen los planes y previsiones conforme a ellas.

Para concluir, ¿cuáles son las promociones más significativas en marcha o previstas por su Grupo?
Destacaría una promoción terciaria de un parque empresarial que estamos desarrollando en Madrid Río, junto a la actuación Mahou Calderón, con una edificabilidad de 28.200 m2 sobre rasante y 13.900 m2 bajo rasante y una inversión de 72 MM euros.
Son también destacables las dos promociones residenciales en Los Monteros de Marbella, con una edificabilidad de 53.400 m2 y 312 viviendas, otras dos promociones residenciales en Boadilla del Monte (Madrid), con una edificabilidad de 23.588 m2 y 122 viviendas y la promoción residencial Pineda Parque en Sevilla, con una edificabilidad de 26.016 m2 y 170 viviendas.
Por su singularidad destacaría la promoción residencial de Plaza del Teatro en Málaga capital, rehabilitando dos edificios históricos en el centro de la ciudad y por su dimensión destacaría el conjunto de promociones que vamos a desarrollar en Entrenúcleos (unas 2.400 viviendas) a través de nuestra alianza con Anida del Grupo BBVA. Ai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *