Impugnan la licitación del nuevo PGOU de Huelva por restringir la competencia

Huelva se ha unido al largo listado de ciudades andaluzas que está teniendo problemas con sus nuevos PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) debido a fallos y problemas en la licitación o en la adjudicación de estos programas.

Foto: huelva.es

El Ayuntamiento onubense anunció el pasado 1 de octubre la licitación para contratar la asistencia técnica para la revisión del PGOU (aprobado hace veinte años) que, en palabras del alcalde, Gabriel Ruiz, “aspira a ser un proceso ampliamente participado”.

Dicho contrato tiene un presupuesto de 247.933 euros (sin impuestos) y el plazo para la presentación de proposiciones concluye el 31 de octubre. A grandes rasgos, su objetivo es contar con un documento acorde a las necesidades actuales de la ciudad, en el que se redefina su modelo de crecimiento futuro y se dé respuesta a las demandas ciudadanas.

El proceso, sin embargo, se ha encontrado con un inesperado obstáculo debido a que, según ha podido saber Andalucía Inmobiliaria, un estudio de arquitectura de Granada (del que no ha trascendido su identidad) ha recurrido el proceso al considerar que las bases impuestas por el Consistorio restringen de una manera extraordinaria la competencia.

De hecho, diversas fuentes del sector consultadas por este medio, reconocen que, tal y como está redactado el pliego de condiciones, posiblemente no haya en toda Andalucía un solo estudio de arquitectura que las cumpla, especialmente en lo que se refiere a la experiencia previa en el ámbito urbanístico.

Ahora, el Ayuntamiento debe decidir si acepta dicha reclamación y modifica las bases de la licitación o si, por el contrario, las mantiene intactas.

Según explicó el alcalde socialista a principios de mes, “estamos en el momento de construir la Huelva de las próximas décadas y entre todos tenemos que aportar nuestro punto de vista, necesidades pero, sobre todo, aspiraciones y desafíos de las familias onubenses, pues la prioridad de este nuevo PGOU serán las personas”.

Para Cruz, el nuevo plan será la “herramienta para marcar el rumbo, impulsar un desarrollo urbanístico acorde a los tiempos y desplegar todo nuestro potencial a nivel físico, económico y social. Queremos avanzar como una gran capital, pero concebida para la felicidad de quienes viven en ella”.

El equipo de gobierno se ha marcado como retos principales con esta revisión del PGOU la puesta en valor del casco histórico y del patrimonio arqueológico y arquitectónico; potenciar los proyectos portuarios y las zonas logísticas; impulsar el comercio, la industria y el desarrollo turístico; regenerar los espacios degradados; incrementar las zonas verdes; y acercar la ciudad a la Ría, una reivindicación histórica de los onubenses.