Entra en funcionamiento la Zona Franca del Puerto de Sevilla

Sevitrade es la primera empresa en acogerse a las ventajas fiscales de ese espacio

 

La Zona Franca del Puerto de Sevilla ha entrado en funcionamiento (2 de octubre) con la inauguración del puesto de mando de la unidad fiscal y de frontera de la Guardia Civil. El primer operador logístico en beneficiarse de las ventajas de la Zona Franca es Sevitrade, una compañía ya instalada en el Puerto dedicada a la consignación de buques, a la carga y descarga y al almacenamiento de mercancías sólidas y líquidas.

Durante la visita al puesto de mando, el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Gracia, ha recordado que “desde el principio la Institución portuaria ha impulsado la Zona Franca como un valor añadido a la oferta logística, industrial y comercial del Puerto”. “Este espacio es un elemento más de competitividad para el Puerto en el que vamos a contribuir tanto en su puesta en marcha, como en su desarrollo futuro”, afirmó.

Además, Gracia ha destacado la labor de todo el Consorcio de la Zona Franca y ha animado a las empresas, tanto las que ya están en la zona como las que pueden instalarse, a que se acojan a “las oportunidades económicas de este espacio que cuenta con plenas garantías de funcionamiento”.

A la visita también han asistido el delegado del Gobierno central en Andalucía, Antonio Sanz; acompañado del subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano; el delegado especial para la zona franca, Javier Landa; el delegado de la Agencia Tributaria estatal en Andalucía, Ceuta y Melilla, Jorge Ramírez; el Capitán de la Guardia Civil de Puertos y aeropuertos, Inocencio Rachón; y el Coronel de la Comandancia de Sevilla, Fernando Mora, entre otros.

El primer operador económico de la Zona Franca, la empresa Sevitrade, lleva cerca de 30 años operando en el Puerto de Sevilla. Su intensa actividad queda reflejada en las más de 700.000 toneladas movidas en lo que va de año y en la previsión de llegar al millón de toneladas al cierre de la anualidad -esto supone cerca de una quinta parte de toda la mercancía que se mueve en el Puerto de Sevilla-.

Sevitrade ocupa una superficie que alcanza los 129.000m2 dentro del dominio público portuario. Estos están distribuidos en los 35.100m2 de la Terminal de Líquidos de la Dársena del Cuarto y el resto, 93.600m2, en la actual Zona Franca. Fuera del ámbito portuario, la compañía dispone de varias naves de almacenamiento en el Polígono Industrial la Isla, en Dos Hermanas.

La Zona Franca del Puerto de Sevilla tiene una extensión de 72 hectáreas. Este espacio se constituye como un nuevo escenario para el desarrollo empresarial en el Puerto debido a sus ventajas fiscales y logísticas. El acceso marítimo al interior del territorio, unido a las conexiones terrestres por medio del ferrocarril, dota a la futura Zona Franca del entramado logístico necesario para que las empresas que allí se instalen ganen en competitividad.

Acerca del Puerto de Sevilla

El Puerto de Sevilla es el único puerto marítimo de interior de España y pertenece a la Red Transeuropea de Transporte, en concreto, al grupo prioritario (Core Network), como nodo logístico intermodal prioritario del sur de Europa. Este enclave posee una importancia estratégica a nivel regional como impulsor de la actividad logística e industrial y motor económico.

En torno al Puerto hay cerca de 200 empresas, tanto portuarias como dependientes del mismo; las cuales generan más de 20.000 puestos de trabajo. El impacto sobre la economía de dicha industria portuaria y de la dependiente del Puerto supera los 1.100 millones de euros. Esto supone el 3% del PIB de la provincia de Sevilla y casi el 1% del de la Comunidad Autónoma andaluza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *